Cómo empezar (bien) en redes sociales

Image
Image

María MartínezSocial Media

Fecha: 16 Septiembre 2019
Ya está, lo has decidido. Vas a empezar a publicitar tu negocio / proyecto / idea en las redes sociales. Pero no quieres (ni debes) hacerlo a lo loco y sin pensar. Quieres que sean adecuados, que transmitan aquello que buscas y que te permitan llegar a esa parte de la población que te gustaría tener como cliente o visitante. Olvídate de tu colega, del cuñado y del amigo que se hizo un curso de Community Management en 2 horas. La clave va a estar en el plan. Y ese plan va a ayudarte a conquistar el mundo.

Pasito a pasito

Independientemente del sector, del tamaño de la empresa o de las plataformas en las que vaya a tener presencia cada vez que un cliente nos pide la gestión de las redes sociales hacemos lo mismo. Esto es válido para cualquiera. Incluso para ti que vas a ponerte a ello y lanzar tu proyecto a través de estos canales.

Tener un objetivo claro

No es cosa de decir "quiero tener muchos seguidores" o "quiero que mis post se viralicen". Antes de hacer nada tendrás que saber qué es lo que quieres conseguir (tanto en redes sociales como en cualquier otra acción de marketing on / off que plantees). 

Ya os hablamos de los KPI´s y su importancia. Pues en Redes Sociales tus objetivos SMART (Specific, Measurable, Attainable ,Relevant, Time-bound) también deben quedar señalados antes de realizar cualquier tipo de acción.

Y ojo que no solo te serán útiles para poder señalar los pilares de contenido o las publicaciones que vayas a realizar. También te servirán para conocer de manera objetiva los si los resultados de tus esfuerzos son los que esperabas.

Conoce a esa persona que está interesada en lo que ofreces

Siempre pongo el mismo ejemplo ¿de qué le vale a una peluquería de un barrio de Gijón tener 5.000 seguidores si más de la mitad viven en Madrid? Yo te contesto; de nada. Porque no son sus clientes potenciales, por lo tanto en esto sí que prima la calidad frente a la cantidad. Entérate de qué es lo que les gusta. Tal vez puedas hablar con muchos de ellos de manera directa (si tienes un negocio físico, en la calle) o si no tendrás que hacerte una idea e ir corrigiendo los contenidos según lo que aprecies que les gusta a tu público.

Triunfar en redes sociales no es un camino fácil. Debes ser constante, atreverte a probar cosas diferentes y no tirar la toalla si lo resultados no llegan todo lo rápido que esperabas.

Aprende de los errores y aciertos de tu competencia

Seguro que no eres el primero de tu sector en usar los social media como una herramienta de marketing (y si lo eres, enhorabuena, tienes mucho camino ganado) así que aprovecha los conocimientos que ellos han adquirido a través de su experiencia.

¿Qué acciones les funcionan? ¿Cuáles son los contenidos que más atraen a los seguidores? ¿Cuándo publican en su blog? A partir de ese análisis podrás deducir qué es lo que le va a gustar a tu público (mira el punto anterior) porque en cierta medida será muy parecido. También qué te ayudará a convertir y qué te va a resultar más provechoso según tus objetivos (los que has definido en el primer paso).

Un buen principio para todo esto es hacer una auditoría en redes sociales de la competencia. Antes, incluso, de hacer la tuya propia.

Conoce tu marca

Ahora que ya conoces el sector en el que juegas y quién es tu público ha llegado el momento de conocerte a ti mismo y a tu marca. Si ya has probado suerte en las redes, aprovecha y haz una auditoría propia tratando tus perfiles y haciéndote las mismas cuestiones que te hacías a la hora de analizar a tu competencia.

¡Ha llegado el momento! Lánzate a la aventura

Ahora que ya tienes todas las cartas sobre la mesa, es decir, conoces cuáles son tus objetivos, a tu público, a tu competencia y a ti mismo, ha llegado el momento de ponerte las gafas y el gorro y lanzarte de lleno a la piscina. Ya estás preparad@ para comenzar a construir los pilares de tus redes sociales.

Siento decirte que lo que te queda por delante es un camino realmente largo. Que los resultados van a tardar un pelín en llegar y que vas a estar tentando a tirar la toalla más de una vez. Pero oye ¿quién dijo que fuera fácil? Paciencia es la palabra que debes pensar siempre que creas que todo el esfuerzo que estás haciendo no va a servirte de nada.

Ya verás como, si eres constante, llegan los resultados. Y cómo podrás aprovecharte de todo aquello que ofrecen las Redes Sociales a tu marca.

Categorías

Recientes

Redes Sociales